Preacher

Exchange

Palabras para Domingo

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Home
"First Impressions"
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Preaching Essay
Dominican Preaching
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

III Domingo Pascua

4.30.17

Hechos 2: 14, 22-23

Pedro 1: 17-21

Lucas 24: 13-35

 


 

El Evangelio nos cuenta la linda historia de los dos discípulos en el camino a Emaus.  Nos hace preguntarnos como fuera posible que estos dos discípulos que sabían tanto de Jesús y de sus enseñanzas hayan podido caminar once kilómetros en su presencia sin reconocerle.  Le llamaron forastero,  persona de lejos, individuo desconocido.  Nos imaginamos que habían visto a Jesús en varias ocasiones, tal vez habían hablado con El, y habían escuchado sus palabras.  Sin embargo, es solamente en la fracción del pan alrededor de la mesa que se les abrieron los ojos.

 

Es interesante que le reconocieran en la fracción del pan.  Probablemente estos dos no estaban presentes la noche de la Ultima Cena.  Ellos no habían escuchado las palabras de Jesús diciendo que el pan era su Cuerpo.  La cena que ellos dos compartieron con Jesús era una cena ordinaria de dos viajeros llegando a du destino, cansados, desilusionados, y sin esperanza. Ellos habían escuchado las palabras de Jesús explicando los pasajes de las Escrituras que se referían a él.  Ellos mimos decían que su corazón ardía al escucharle.  Pero el poder de Dios viene en el momento de la fracción de pan, y se abrió su mente para entender.      

 

Igual como con los otros discípulos que no reconocieron a Jesús después de la Resurrección, no era un caso de su memoria fallando.  Era que el reconocimiento a Jesús dependía en la acción del Espíritu Santo.  María Magdalena escuchó la voz de Jesús diciendo su nombre con amor, y le reconoció.  Los discípulos escucharon su voz ofreciéndoles paz, y le reconocieron. En el evangelio de la semana pasada, sabemos que mismo después de la primera aparición a los discípulos en el cuarto cerrando, quedaron encerrados en el cuarto.  Es solamente cuando el Espíritu Santo les dan el impulso que salen para predicar, como Pedro en la primera lectura hoy. 

 

Estas lecturas nos hacen pensar.  Es muy posible que nosotros no reconozcamos a Cristo cuando El está con nosotros en los acontecimientos de la vida.  Como los discípulos, tenemos en la mente una expectativa de cómo va a parecer Jesús, como le vamos a ver, y bajo que circunstancias El va a estar presente.  Pero Jesús no está limitado por nuestro entendimiento, por nuestras ideas y nuestros modos de pensar.  Es muy posible que Jesús estar caminando con nosotros y tenemos los ojos cerrados, como los discípulos en el camino de Emaus. 

 

Son muchas las ocasiones cuando caminamos con duda, con preocupación, con miedo.  Son muchas las ocasiones cuando caminamos sin alegría, sin confianza, sin esperanza.  A veces platicamos con unos amigos, compartiendo nuestra tristeza y preguntándonos como Dios puede dejarnos así.   Son muchas las ocasiones cuando pensamos que todo lo que hemos hecho hasta ahora está en vano.  Y de repente, con una palabra, un gesto, o una mirada, se abren nuestros ojos y nos demos cuenta de que Jesús está presente. 

 

En las lecturas vemos que una vez que los discípulos reconocen a Jesús, se convierten en mensajeros de la Buena Nueva.   Dentro de poco vamos a recibirle a Jesús bajo la apariencia de Pan y Vino en la Santa Comunión.  Vamos a pedir al Espíritu Santo que nos llene con su poder para ver, para creer, y para convertirnos en mensajeros de la Buena Nueva.  Así, nuestras palabras, nuestras acciones y nuestro amor proclamarán que Jesús resucitó.  Jesús vive y esta con nosotros. 

 



Sr. Kathleen Maire

kmaire@verizon.net



Palabras para Domingo Archivo
3 Domingo de Pascua Pascua 2017 Domingo de Ramos V Domingo Cuaresma IV Domingo Cuaresma III Domingo Cuaresma


Home Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2017 Dominican Friars