Preacher

Exchange

Homilías Dominicales

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Home
"First Impressions"
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Preaching Essay
Dominican Preaching
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

HOMILÍAS DOMINICALES - 21 De Mayo 2017

Apreciables lectores:

 

Una vez asistí en un taller de predicación presentado por el obispo Ken Untener.  Me impresionó mucho su idea central.  Según el Mons. Untener el problema mayor con las homilías es que tratan de demasiado temas.  Dijo que los predicadores pueden mejorar sus homilías cien por ciento sólo por comentar acerca de un tema por no más de cuatro minutos.

 

Hay otros modelos homiléticos que recomiendan el uso de mucha materia.  En un documento reciente de la conferencia episcopal de los EEUU se dice que el predicador debe referirse a las tres lecturas de la misa dominical.  Sin embargo, por tres semanas he tratado de quitar la materia extraña para que sea más directa.  Creo que me ha hecho bien.

 

La homilía que he escrito para el domingo, 21 de mayo, se enfoca en la presencia de Jesús a nosotros.  Espero que les inspire a ustedes a predicar con mayor eficaz.

 

Su hermano en Cristo, Carmelo
 


 

EL SEXTO DOMINGO DE PASCUA, 21 DE MAYO DE 2017

 

(Hechos 8:5-8.14-17; I Pedro 3:15-18; Juan 14:15-21)

 

Me impresiona cómo la gente a menudo ofrece este elogio a sus mamás.  Dicen de parte de toda la familia: “Siempre estabas allí por nosotros”.  No cuentan que hicieron las madres más que haber estado presentes en sus actividades.  Es igual con los otros seres queridos. Una vez una mujer escribió un testimonio por su padre, un médico.  Dijo que cuando era muchacha, él siempre halló el tiempo para asistir en sus competiciones de atletismo.  ¿Quién puede dudar que la presencia de aquellos que nos importa más signifique mucho a nosotros?

 

Por esta razón no debe sorprendernos a escuchar a Jesús prometiendo su presencia a nosotros en el evangelio hoy.  Dice que no va a abandonar a sus discípulos nunca, que no nos dejará “desamparados”.  Tenemos que preguntarnos cómo puede cumplir esta promesa hoy en día.  Si ha regresado a su Padre en el cielo, ¿cómo puede estar presente a nosotros?

 

Sí es cierto que ha dejado su legado con nosotros de modo que no nos dejara completamente.  Sus palabras siguen impactando aun a los no cristianos con su sabiduría. De una manera los dichos como “Haz al otro lo que quiere que te haga a ti” hacen a Jesús presente hoy en día.  Por eso se ha dicho que la persona vive hasta que se olviden todas sus palabras y se ignoren todas las causas que abarcó.  Por eso, se puede decir que Abraham Lincoln vive entre el pueblo americano y que Jesucristo vive en medio de todos nosotros cristianos.

 

Pero ¿es sólo esto lo que Jesús significa cuando dice que va a enviar el Consolador a sus discípulos?  ¿Está hablando sólo del espíritu de sus propias palabras para animar nuestro ser?  De algún modo no parece suficiente.  Parece como un cinco cuando necesitamos cien dólares para pagar las cuentas.  Existimos en un mundo penetrado con el mal.  Con la ayuda de no más que palabras vamos a caer en vicios como los pícaros de la calle.  No, la presencia de Jesús tiene que ser más radical que la memoria de sus palabras si va a salvarnos. 

 

No deberíamos ponernos desesperados.  La presencia que Jesús nos ofrece hoy es su existencia junto con el Padre y el Espíritu Santo en nosotros.  Habita en nuestros interiores para movernos a vivir rectamente.  Es como una misión médica se presenta en un pueblo.  Pronto todos los habitantes cooperan para que todos los enfermos reciban la atención para curarse.

 

Frecuentemente son los laicos que manifiestan la existencia de Dios en la persona.  Recuerdo a Teresa, una mujer que después de criar su familia y enterrar a su marido, se dedicó a su parroquia.  Trabajando en la oficina de la iglesia, conoció a todo el mundo en la comunidad.  Les confortó a los tristes con palabras de consuelo y a los perplejos con palabras de entendimiento.  Cuando se cambió el vecindario tanto de raza como económicamente, Teresa se quedó por años.  Conoció a sus vecinos nuevos y participó con ellos en la asociación de vecindario.  La gente perceptiva podría notar la existencia del Padre, Hijo y Espíritu Santo en ella.

 

Si Jesús está presente en nuestro ser, querremos mantenerlo allí.  Supongo que el mejor modo para lograr esto es hablar con él.  Querrá saber cuando nos hacen faltan cien dólares y cuando cinco son suficientes.  Como nuestros seres queridos querrá saber también de nuestro amor para él.  Que no olvidemos decir a Jesús de nuestro amor.

 


http://www.preacherexchange.com

Para la información sobre cómo a darse de baja, suscriba y termine la información sobre nuestros servicios vaya a http://www.preacherexchange.com

Semana 1 "Sr Kathleen Maire OSF" <KathleenEMaire@gmail.com>

Semana 2 "Ángel F. Méndez Montoya, OP" <mendezaf@hotmail.com>

Semana 3 "Carmen Mele, OP" <cmeleop@yahoo.com>

Semana 4 "Fr. Isidore Vicente OP" <ivicente@holyrosaryparish.org>

Semana 5


Homilías Dominicales mailing list:

List Management: "Fr. John Boll, OP" <preacherexchange@att.net>

Homiliasdomilicas@lists.opsouth.org

http://lists.opsouth.org/mailman/listinfo/homiliasdomilicas



 

Homilías Dominicales Archivo


6 Domingo de Pascua 5 Domingo de Pascua 4 Domingo de Pascua 3 Domingo de Pascua Domingo de Pascua Domingo de Ramos


Home Contact Us Site Map St. Dominic Top Page 1

©Copyright 2005 - 2017 Dominican Friars