Preacher

Exchange

Cuerpo y sangre

Please support the mission of
the Dominican Friars.

Palabras para Domingo Archivo

HOME
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Breath Of Ecology
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Palabras para Domingo

Cuerpo y Sangre de Jesús 2019

Génesis 14: 18-20

Corintios 11: 21-26

Lucas 9: 11-17


La linda fiesta que celebramos hoy es una prueba del amor de Jesús para con nosotros.  Jesús entiende nuestra fragilidad, nuestra debilidad, nuestro miedo de quedarnos solos.  Antes de su pasión y muerte, se reunió con sus discípulos para dejarles un tesoro, un regalo que les iban a servir como fuerza por toda su vida.  Es el tesoro de la Eucaristía, de su Cuerpo y Sangre que hasta hoy es la fuente de nuestra fe.

Hay que mirar la vida humana en su desarrollo.  Lo que sabemos con seguridad es que un bebé necesita atención casi constante durante los primeros años de su vida.  Necesita nutrición a cada rato, y cariño y cuidado.  Los estudios nos dicen que los niños mueren si no tienen contacto con adultos, si no tienen caricias y besos de los que les quieren.  No es posible dejarles solos.  El mundo es demasiado peligroso para un niño frágil. 

Y es igual para los adolescentes y adultos.  Precisa que estemos rodeados por personas que nos quieren.  Ni importa si no expresan su amor en palabras.  Más importante es que están cerca con interés, con apoyo y con cariño.  No hay cosa más triste que una persona que no tiene contacto con otra persona que le quiere.   Vivir solo, aislado en medio de la gente es una situación de profunda tristeza.  Parece que somos frágiles durante toda la vida.

También nosotros, los adultos, necesitamos comida buena para resistir las enfermedades.  No nos conviene fast food llena de grasa y de calorías, sino comida que nos sirve para controlar el colesterol y la diabetes.  La comida que compartimos en familia y entre amigos sirve no solamente para fortificar el cuerpo, sino para animar el alma y el corazón.  Una cena entre familia y amigos es un símbolo de alegría y de compartir.  La persona que nos invita a su mesa nos invita también a su corazón.

Parece que Jesús entendió bien todo eso.  En dejarnos la Eucaristía, la Santa Comunión, El nos invita a su mesa, y a su corazón.  Nos invita como familia, no como individuos.  Reunimos en la misa como comunidad de fe y de esperanza.  Es un tiempo de compartir.  Venimos con nuestras ilusiones y nuestras penas.  No tenemos que estar fuertes y perfectos.  Solo tenemos que reunir con confianza y con humildad.  Venimos no porque somos dignos.  Venimos porque Jesús mismo nos busca y quiere que estemos en la mesa. 

Hoy la Iglesia nos invita a celebrar este gran misterio del Cuerpo y la Sangre de Cristo.  No tenemos que entender ni como ni porqué.  Solo tenemos que agradecer este regalo generoso de un Dios de bondad.  En algunas Iglesias, tendrán procesiones por las calles.  En otras, quedaran en adoración durante una Hora Santa.   Es nuestra manera de demostrar nuestra gratitud por la presencia Eucarística de Jesús. 

Pero lo que es más importante es acercarnos al sacramento, recibiendo el Cuerpo y Sangre de Jesús.  La Comunión es el cariño de Jesús hecho visible.  La Comunión es la caricia que Jesús nos extiende.  La Comunión es la consolación que Dios nos ofrece.  La Comunión es la fuerza que Dios nos da para seguir adelante.  La Comunión es el desafío que recibimos para convertirnos en una presencia de amor para los demás. 

Cuando Jesús caminaba entre la gente, sus palabras tuvieron el poder de cambiar el corazón del pecador; de curar al enfermo; y de animar a los débiles.  Ahora, tenemos el sacramento de su Cuerpo y Sangre para cambiarnos en su misma presencia.  Acerquémonos con confianza.  Es la caricia de Dios para con nosotros.


Sr. Kathleen Maire -  kathleenemaire@gmail.com


 

Palabras para Domingo Archivo
17 DOMINGO 16 DOMINGO 15 DOMINGO 14 DOMINGO 13 DOMINGO Cuerpo y sangre


HOME Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2019 - Dominican Friars