Preacher

Exchange

3 DOMINGO

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Palabras para Domingo Archivo

Home
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Palabras para Domingo

 

1.27.19

Nehemías 8: 2-4, 5-6, 8-10

Corintios 12: 12-30

Lucas 1: 1-4, 14-21

 


Que interesante que hoy escuchamos el principio del Evangelio de san Lucas donde Jesús lee el pasaje del profeta Isaías que dice “me ha ungido para llevar a los pobres la buena nueva, para anunciar la liberación a los cautivos y la curación a los ciegos, para dar libertad a los oprimidos y proclamar el año de gracia del Señor.”  La importancia de este momento está notado por el Evangelista en su presentación dramática.  Dice que se le presentó el volumen del profeta Isaías, pero Jesús busca cierto pasaje. Busca las palabras que explican el sentido del Mesías- un mensajero ungido que está lleno del Espíritu de Dios. Explica que su misión es una de liberación.   Dondequiera que la vida humana esta empobrecida, encarcelada, o dañada, el poder de Dios está presente para enriquecerla, librarla y sanarla. 

 

Claro que los oyentes conocían bien el pasaje, pero lo inesperado era el anuncio de Jesús, “Hoy mismo se ha cumplido este pasaje de la Escritura”.  Era una sorpresa- allí, en un rincón despreciado de la nación, Jesús anuncia que el momento ha llegado.  Dios está mandándole a Él para cumplir las Escrituras. 

 

Jesús había pasado por una experiencia fuerte en su bautismo.  Era un momento de claridad al escuchar la voz de los cielos declarando que Él era el hijo, el predilecto de Dios.  Ahora él tenía que traducir esta declaración en acción.  Jesús tenía que mirar la realidad de su tiempo y aprender cómo poner en práctica este nuevo entendimiento.  Era dentro de su propio pueblo, entre gente conocida que Jesús tenía que empezar.  

 

Es lo mismo con nosotros.  Sabemos que por medio de nuestro bautismo, estamos iniciados en la misma vida y misión que tuvo Jesús.  Pero lo difícil es saber cómo ponernos en marcha. Podemos decir que las palabras de Jesús, “Hoy mismo se ha cumplido este pasaje de la Escritura” tienen que ser las palabras que salen de la boca de nuestra asamblea, nuestra congregación reunida aquí en la misa.  El desafío que nos queda es encontrar como podemos actuar individualmente y como comunidad.  La situación en nuestro país es grave, y esta en nuestra mente cada día.  ¿Como podemos responder?

 

Tenemos que entender que cada esfuerza que hacemos de vivir según el Evangelio es un ejemplo de la misión de Jesús.  Por medio del bautismo, vivimos las palabras de Jesús, “me ha ungido para llevar a los pobres la buena nueva, para anunciar la liberación a los cautivos y la curación a los ciegos, para dar libertad a los oprimidos y proclamar el año de gracia del Señor.”   Tenemos que actuar en nuestro pueblo, entre gente conocida. Tenemos que escuchar el llanto de los empobrecidos, encarcelados y olvidados hoy. 

 


Sr. Kathleen Maire -  kathleenemaire@gmail.com


 

Palabras para Domingo Archivo
7 DOMINGO 6 DOMINGO 5 DOMINGO 4 DOMINGO 3 DOMINGO Bautismo del señor


Home Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2019 - Dominican Friars