Preacher

Exchange

IV Domingo de Adviento

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Palabras para Domingo Archivo

Home
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Palabras para Domingo

12.23.18

Miqueas 5: 1-4

Hebreos 10: 5-10

Lucas: 1:39-45


Con solamente dos días antes de la Navidad, la Iglesia nos invita a contemplar la visita de la Virgen María a su prima Isabel.  Vemos el encuentro de estas dos mujeres que han recibido la gracia de Dios de una manera extraordinaria.  María está en cinta por el poder del Espíritu Santo.  Ella había recibido la visita del ángel Gabriel, quien le dijo que ella era la escogida de Dios para traer al mundo al Mesías.  Isabel por otra parte había recibido la gracia para concebir a un hijo a pesar de su avanzada edad.  Solamente podemos imaginar la conversación que estas dos mujeres tuvieron después de escuchar lo que el Evangelio de San Lucas nos ofrece.

 

Se puede leer este relato en dos niveles.  Lo más sencillo es al nivel que pudo observar los vecinos de Isabel.  Seguro que había mucho comentario acerca de su estado de embarazo.  En un pueblo chiquito, todo el mundo estaba al tanto de los acontecimientos de la vida.  La gente conocía a Zacarías en su capacidad de sacerdote en el templo.  Puede ser que la gente le había mirado a Isabel con compasión por no poder tener hijos.  Pero tal vez algunos se preguntaron si era por causa de un pecado de su parte o de la parte de sus familiares.  Seguro que, al verle embarazada, han reconocido el poder de Dios.   

 

Y a María, tal vez la mayoría de la gente no le conocían y no se dieron cuenta de su embarazo.  Para los vecinos de Isabel, era solamente una visita de primas, la más joven venia para ayudar a la otra, ya de edad.  Seguro que han ido a ver al niño cuando nació Juan, y tal vez han comentado de la mudez de su padre hasta que le han puesto el nombre de Juan.  Pero al nivel superficial, los vecinos han visto un acto de generosidad de la parte de María, y un acto de Dios de la parte de Zacarías y su esposa.  

 

Para nosotros, hay un nivel de significado muy profundo.  Vemos a dos mujeres extraordinarias que han experimentado milagros en la concepción de sus hijos.  Sabemos que los dos hijos tienen un papel esencial en la historia de salvación.  Escuchamos las palabras de una y otra reconociendo la obra de Dios y alabando a Dios por su misericordia.  Las dos viven con fe, guardando los secretos de su papel en el plan de Dios, y preguntándose cómo iba a ser su vida desde este momento. 

 

Podemos decir que cada uno de nosotros vivimos también nuestra vida en dos niveles de entendimiento.  Al nivel superficial, hacemos las preparaciones para la fiesta: comprando regalos, preparando comida especial, adornando la casa, escuchando los canticos Navideños en la radio, asistiendo a celebraciones, saludando a vecinos con alegría, y los muchas cosas que dan un sentido especial al día de Navidad.  Este año, andamos preocupados por la violencia contra los inmigrantes y refugiados y la falta de comprensión que existe al nivel de la politica.  Nos preguntamos cómo podemos ayudar a nuestros niños a creer en un mundo más seguro y sano. 

 

Pero al nivel más profundo, nos damos cuenta de la obra de Dios.  Con el misterio del nacimiento de Jesús, todo está cambiado.  Nuestra carne humana ahora comparte la vida divina.  Andamos en tierra sagrada y vivimos una vida sagrada.  Vivimos como María e Isabel, dándonos cuenta de los secretos de Dios.  Los vecinos nos ven como personas sencillas, sin importancia.  Pero sabemos que tenemos un papel en la vida sagrada del mundo. 

 

La Navidad se acerca.  Tenemos la oportunidad de unirnos con estas dos mujeres y su ejemplo de fe, valentía y confianza.  Podemos pedirles que nos ayuden a vivir más conscientes del nivel profundo de la acción de Dios en nuestra vida.   Podemos invitarles la sabiduría de cantar con alabanza las maravillas de Dios.   

 


Sr. Kathleen Maire -  kathleenemaire@gmail.com


 

Palabras para Domingo Archivo
3 DOMINGO Bautismo del señor La Epifanía IV Domingo de Adviento III Domingo de Adviento II Domingo de Adviento


Home Contact Us Site Map St. Dominic

  ©Copyright 2005 - 2019 Dominican Friars

visitor counter